Asociate  Acceso Socios


Resumen

Las posibilidades de remineralizar la mancha blanca, fueron evaluadas en un estudio clínico que involucró el uso de barnices fluorados y una pasta a base de Fosfato de Calcio Amorfo, [FCA] complementada con el uso de una goma de mascar a base de FCA En una población de niños asistidos en un Hospital Odontopediátrico, se evaluaron los protocolos establecidos para cada tratamiento comparador, determinándose la validez del procedimiento con FCA, como agente remineralizador.

 

Palabras claves
Mancha Blanca /  Remineralización /  Fosfato de calcio Amorfo /  Barnices Fluorados.

 

Introducción

Tradicionalmente, la caries dental ha sido relacionada con la pérdida macroscópica de tejido dentario, sin establecer diferencias diagnósticas entre el síntoma (cavidad de caries] y la enfermedad caries. En tal sentido, la propuesta de tratamiento ha sido siempre la misma: la remoción del tejido cariado, la preparación de una cavidad y la restauración con un material de inserción plástica o rígida. Actualmente, la caries dental es considerada una enfermedad que evoluciona a partir de un desequilibrio inicial entre los procesos de desmineralización y remineralización del esmalte, y que en presencia de la placa bacteriana o biofilrn determina la pérdida de estructuras de la pieza dentaria afectada. Sólo cuando se producen alteraciones a clínicamente visibles (mancho blanco) o cuando e se ha producido la cavitación de la lesión el diagnóstico se hace más fácil y evidente.

Esta opacidad constituye el primer signo clínico diagnosticable del predominio de los procesos de desmineralización subsuperficial y es la denominada «mancha blanca», cuya imagen clínica es precisamente, una mancha blanca, opaca, de superficie aparentemente lisa y cuya opacidad aumenta ostensiblemente a medida que el esmalte va perdiendo humedad y comienza a desmineralizarse.

El objetivo del tratamiento indicado para este tipo de lesiones iniciales es remineralizarlas. En tal sentido, la administración de fluoruros en sus distintas presentaciones ha permitido obtener resultados aceptables, especialmente cuando forma parte de un conjunto de medidas que apunten a producir cambios en los factores determinantes de la enfermedad (control de lo dieta, higiene bucal, entre otras medidas de control). Obtener una superficie remineralizada por transformación de la estructura cristalina superficial se traduce clínicamente en la observación de un cambio de coloración generado por la precipitación de cristales de fluorapatita (aspecto de color marrón como signo de remineralización) Recientemente se ha implementado una posibilidad de remineralizar este tipo de lesiones mediante la formación de nuevos cristales de fosfato de calcio en la misma zona desmineralizada, es decir en la capa subsuperficial del esmalte

Para ello, se han desarrollo productos a base de fosfatos de calcio amorfo y de fosfocaseinatos que administrados en forma de pastas y gomas de mascar, permitieron constatar experimentalmente primero y clínicamente después, la remineralización del esmalte desmineralizado, abriéndose así un amplio campo de investigación para el tratamiento de las manchas blancas.

 

 

El objetivo de este trabajo fue remineralizar lesiones de manchas blancas no cavitadas mediante tratamientos de remineralización con productos a base de fosfopéptidos de la caseína [PPC) / fosfato de calcio amorfo (ACP); y una laca fluorada, y seleccionada para establecer su grado de remineralización comparando los resultados obtenidos en un período determinado.
Este trabajo de investigación clínica fue llevado a cabo en una población niños/as que concurren a un Hospital público de atención Odontopediátrica.

 

 

Materiales y Métodos

Por tratarse de un estudio de investigación clínica, se establecieron protocolos según las siguientes etapas.

1° Etapa
  • Relevamiento de la población a tratar, previa autorización y consentimiento por padre, madre o tutor.
  • Selección de pacientes según criterios de inclusión y exclusión, y determinación de subgrupos de variables de tratamiento.
  • Calibración clínica de operadores y evaluadores

 

2° Etapa
  • Aplicación del tratamiento remineralizador según protocolo.
  • Controles clínicos y fotográficos basales, y en los períodos de tiempo determinados.
  • Evaluación de los resultados obtenidos.

 

 

 

Selección de pacientes
(Criterios de inclusión y exclusión)

Este estudio de investigación clínica se realizó en el Hospital Zonal Especializado en Odontología Infantil «Dr. Adolfo M. Bollini, de la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires Argentina conjuntamente con la Facultad de Odontología UCAL/SOLP.

De la población de dicha institución, se seleccionó el grupo que fue incluido en este estudio.

Los pacientes fueron examinados clínicamente mediante inspección ocular a la luz del foco iluminador de un equipo odontológico utilizando espejo bucal y aire a presión; los datos fueron asentados en una ficha odontológica ad-hoc.

Fueron incluidos aquellos pacientes niños y niñas entre 6 y 18 años de edad que presentaban lesiones de desmineralización bilaterales no cavitadas (Manchas Blancas, lesiones 1.0., ver Anexo 1), en piezas dentarias temporarias y/o permanentes, cualquiera sea su localización y, que al ser secadas con aire a presión. se viesen opacas.
Quedaron excluidos, aquellos pacientes con lesiones que comprometieran la dentina, estuviesen o no cavitadas, lesiones diagnosticadas como hipoplasias, lesiones fluoróticas, y pacientes de alto riesgo de caries y/o enfermedad periodontal; así como aquellos pacientes que manifestaron haber tenido reacciones alérgicas a la caseína y productos lácteos; y pacientes con enfermedades sistémicas o de alta complejidad.

 

 

Materiales empleados

Para realizar el tratamiento remineralizador, se empleó un producto a base de fosfato de calcio amorfo y fosfopéptido de la caseína en pasta (MI Poste, G.C. Japón], y en gomas de mascar (Beldent con Recoldent, Cadbury, Argentina]. Asimismo, se utilizó una laca fluorada a base de fluoruro de sodio [Nofresín, Tedequím, Argentina] con liberación de 22,6 mg. de flúor/ml.

Para los pacientes que recibieron el material a base de fosfato de calcio amorfo, se confeccionaron cubetillas individuales con láminas de resina termoformada de 0.8mm de espesor sobre modelos de estudio e confeccionados con yeso tipo 3 (piedra) a partir de impresiones tomadas con alginato. Dicha cubetilla fue entregada a cada paciente conjuntamente con el material a aplicar y las instrucciones escritas correspondientes.

 

» Esta nota continúa en
Tratamiento Remineralizador de la Mancha Blanca / Segunda Parte